martes, 1 de diciembre de 2009

Los templos

Siempre y en todos los casos son las moradas de los Dioses. Esto tiene que ver con reunir los conocimientos necesarios para obtener beneficios de la naturaleza y conseguir una organización social satisfactoria.
Quién tenía el mejor templo era el que poseía al Dios y con ello el Poder y la obediencia de los demás pueblos.
Ese también fue el propósito de la gran pirámide y de los demás templos, huacas y zigurat.